SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

Estamos en plena semana de oración por la unidad de los cristianos. Este año esta semana tiene como trasfondo los 500 años de la Reforma protestante. Del conflicto a la comunión reza el lema de la conmemoración conjunta luterano-católica de esta fecha, que coincide, a su vez, con los cincuenta años de diálogo ecuménico entre nuestras Iglesias.

Ciertamente, como han reconocido en Lund el papa Francisco y el obispo luterano Munib Yunan, presidente de la Federación Luterana Mundial, tras este tiempo, podemos decir que «ya no somos extraños». «Los cincuenta años de constante y fructuoso diálogo ecuménico entre Católicos y Luteranos nos ha ayudado a superar muchas diferencias, y ha hecho más profunda nuestra mutua comprensión y confianza».

En las últimas décadas –prosigue el texto– «nos hemos acercado más unos a otros a través del servicio al prójimo, a menudo en circunstancias de sufrimiento y persecución». Gracias a este acercamiento, «hemos aprendido que lo que nos une es más de lo que nos divide».

Pero no basta. «También reconocemos y lamentamos ante Cristo que luteranos y católicos hayamos dañado la unidad visible de la Iglesia»… Nuestra fe común en Jesucristo y nuestro bautismo nos pide una conversión permanente, para que dejemos atrás los desacuerdos históricos y los conflictos que obstruyen el ministerio de la reconciliación. Aunque el pasado no puede ser cambiado, lo que se recuerda y cómo se recuerda, puede ser trasformado». «Rezamos por la curación de nuestras heridas y de la memoria». «Rechazamos de manera enérgica todo odio y violencia, pasada y presente, especialmente la cometida en nombre de la religión».  «Hoy, escuchamos el mandamiento de Dios de dejar de lado cualquier conflicto.  Somos liberados por gracia para caminar hacia la comunión, a la que Dios nos llama constantemente».

El ecumenismo es un camino artesanal, amasado de confianza mutua. Es mucho más que un mero intercambio de ideas o un debate ideológico, es un intercambio de donesPidamos al Señor por la unidad de las Iglesias. Pidámosle que nos enseñe a reconocer y agradecer su acción y sus dones en el otro.  Roguemos para que todos los cristianos seamos capaces de testimoniar juntos el Evangelio de Jesucristo, al lado de los que sufren, unidos en la construcción de un mundo más humano, justo y fraterno.

http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/chrstuni/lutheran-fed-docs/rc_pc_chrstuni_doc_2013_dal-conflitto-alla-comunione_sp.pdf

https://www.aciprensa.com/noticias/texto-declaracion-conjunta-en-suecia-entre-la-iglesia-catolica-y-la-iglesia-luterana-20076/

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.